Se identifican las células de la leucemia mieloide aguda resistentes a la quimioterapia

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

celulas leucemia mieloide aguda

Células de leucemia mieloide aguda. Imagen: The Armed Forces Institute of Pathology (AFIP).

El análisis genético y funcional de las células de la leucemia mieloide aguda acaba de revelar cómo se produce la resistencia a la quimioterapia e identifica dos tipos de células resistentes a terapia.

La leucemia mieloide aguda es un tipo de cáncer que se inicia en las células inmaduras de la línea mieloide  la médula ósea. Como consecuencia del crecimiento incontrolado e estás células, la médula ósea es incapaz de producir células de la sangre normales en cantidades suficientes, lo que deriva en diferentes problemas de salud.

En la actualidad existen diferentes tratamientos que frenan la rápida progresión de la leucemia mieloide aguda, entre ellos la quimioterapia. Sin embargo, muchos pacientes desarrollan resistencia a los mismos con el tiempo, y tras un periodo de remisión, la enfermedad vuelve a desarrollarse.

Tradicionalmente se consideraba que la resistencia a la quimioterapia estaba causada por la aparición de mutaciones en las células tumorales durante el tratamiento. No obstante, esta idea ha sido recientemente cuestionada por estudios que apuntan a que las mutaciones que confieren resistencia ya estaban presentes en las células tumorales desde un principio. Sin embargo, hasta el momento no se sabía exactamente en qué células se producen los cambios que confieren resistencia al tratamiento  y además, las técnicas de secuenciación no eran lo suficientemente avanzadas como para poder obtener una visión completa de lo que realmente estaba ocurriendo en el desarrollo, remisión y recaída de este tipo de cáncer.

En el trabajo, los investigadores utilizaron diferentes aproximaciones en las que se combinó el análisis genético y el estudio de células madre. En primer lugar, secuenciaron el genoma completo de las muestras de 11 pacientes con leucemia mieloide aguda tomadas en el momento del diagnóstico y lo compararon con el correspondiente obtenido en el momento de la recaída. Por otra parte, los investigadores introdujeron células tumorales obtenidas en ambos momentos de los pacientes en un modelo en ratón y estudiaron su evolución. Por último, estudiaron los cambios genéticos identificados en la secuenciación en diferentes poblaciones de células madre y progenitoras de las células sanguíneas, tomadas en diferentes momentos de la enfermedad de los pacientes. “Por primera vez hemos casado el conocimiento de la biología de las células madre y la genética, áreas que históricamente han sido utilizadas como campos separados, para identificar mutaciones en las células madre y cómo se relacionan en la leucemia mieloide aguda,” señala John Dick, profesor de la Universidad de Toronto y director del trabajo.

El equipo encontró dos tipos de células a partir de las cuales pueden producirse  las recaídas de la enfermedad en los pacientes, cada una con diferente patrón de expresión génica. El primer tipo incluye a las células madre de la leucemia, muy poco frecuentes y con un fenotipo de células progenitoras o células madre hematopoyéticas. El segundo tipo incluye células con características tumorales, más abundantes, que todavía mantienen patrones de expresión propios de las células madre aunque no lo sean.

Los resultados del trabajo sugieren que las propiedades de las células madre son clínicamente relevantes para la leucemia mieloide aguda y que las aproximaciones terapéuticas destinadas a tratar la enfermedad deben tener en cuenta no sólo las células tumorales diferenciadas sino también aquellas consideradas como células madre.

“Esperamos disponer pronto de un nuevo biomarcador que nos diga si un paciente responderá a la quimioterapia estándar y otro que permita rastrear a los pacientes en remisión para identificar a aquellos en los que el tratamiento falló y las escasas células madre de la leucemia están de vuelta,” concluye Dick. “Estos nuevos tipos de biomarcadores nos llevarán a nuevos tipos de ensayos clínicos con quimioterapia dirigida. Hasta el momento, todos son tratados del mismo modo porque en la leucemia mieloide aguda nunca hemos tenido ninguna oportunidad para identificar a los pacientes desde el principio, únicamente después de la recaída.”

Investigación original: Shlush LI, et al. Tracing the origins of relapse in acute myeloid leukaemia to stem cells. Nature. 2017 Jun 28. doi: http://dx.doi.org/10.1038/nature22993

Fuente: Stem-cell researchers solve mystery of relapse in acute myeloid leukemia. http://www.uhn.ca/corporate/News/PressReleases/Pages/stem-cell_researchers_solve_mystery_relapse_acute_myeloid_leukemia.aspx

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario