La FDA aprueba la primera terapia génica para ciertos tipos de linfoma no Hodgkin

Lucía Márquez Martínez

 

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó recientemente el uso de Yescarta (axicabtagene ciloleucel), una terapia génica basada en células destinada a tratar pacientes adultos con ciertos tipos de linfoma de células B grandes (DLBCL) que no han respondido o que han recaído después de al menos otros dos tipos de tratamiento.

Según explicó la FDA en un comunicado, se trata de una terapia de linfocitos T con receptores de antígenos quiméricos (CAR) y constituye la segunda terapia genética aprobada por esta entidad y la primera para ciertos tipos de linfoma no Hodgkin (NHL). Además, Yescarta ha recibido las designaciones de Priority Review, Breakthrough Therapy y Medicamento Huérfano.

La autorización de este tratamiento, como explicó el Comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, “marca otro hito en el desarrollo de un paradigma científico completamente nuevo para el tratamiento de enfermedades graves. En solo varias décadas, la terapia genética ha pasado de ser un concepto prometedor a una solución práctica para las formas de cáncer mortales y en gran medida incurables”. “Pronto lanzaremos una plan integral para abordar el desarrollo de la medicina regenerativa basada en células. Esa política también aclarará cómo aplicaremos nuestros programas en productos innovadores que usan linfocitos CAR-T y otras terapias génicas. Seguimos comprometidos con apoyar el desarrollo eficiente de tratamientos seguros y efectivos que aprovechen estas nuevas plataformas científicas”, añadió Gottlieb.

En concreto, Yescarta está aprobado para su uso en pacientes adultos con linfoma de células B grandes después de al menos otros dos tipos de tratamiento fallidos, incluido DLBCL, linfoma mediastínico primario de células B grandes, linfoma de células B de alto grado y DLBCL surgido de un linfoma folicular. Por el contrario, Yescarta no está indicado para el tratamiento de pacientes con linfoma primario del sistema nervioso central. Tal y como apuntó Peter Marks, director del Centro para la Evaluación e Investigación de Biológicos de la FDA (CBER), la aprobación de Yescarta “lleva esta clase innovadora de terapias de linfocitos CAR-T a un grupo adicional de pacientes con cáncer que no cuentan con muchas más opciones”.

 

 

Linfoma difuso de células B grandes

En lo que a población adulta se refiere, el linfoma difuso de células B grandes es el tipo más común de NHL (un cáncer que comienza en ciertas células del sistema inmune y puede ser de crecimiento rápido y agresivo o de crecimiento lento). De hecho, según explicó la FDA, cada año se diagnostican en Estados Unidos aproximadamente 72.000 nuevos casos de NHL.

Cada dosis de Yescarta representa un tratamiento personalizado creado a partir del sistema inmune del propio paciente. Así, los linfocitos T del afectado se recolectan, son genéticamente modificados para incluir un nuevo gen que ataque a las células del linfoma y, finalmente, vuelven a introducirse en el paciente.

Previamente a la aprobación de la FDA y con el objetivo de garantizar la seguridad y eficacia de Yescarta, se llevó a cabo un ensayo clínico multicéntrico de más de 100 adultos con linfoma de células B grandes refractario o recidivante. La tasa de remisión completa después del tratamiento con esta terapia fue del 51 %.

Respecto a los efectos secundarios más importantes, destaca las toxicidades neurológicas y el síndrome de liberación de citocinas (CRS), una respuesta sistémica a la activación y proliferación de los linfocitos CAR-T que causa fiebre alta y síntomas parecidos a la gripe. También es posible desarrollar infecciones graves, recuentos bajos de células sanguíneas y debilitación del sistema inmune.

Precisamente para evitar el peligro de CRS y toxicidades neurológicas, Yescarta está siendo aprobado con una estrategia de evaluación y mitigación de riesgos (REMS), que incluye elementos para asegurar su uso seguro (ETASU). Así, la FDA exige que los hospitales y las clínicas asociadas que ofrezcan este tratamiento cuenten con una certificación especial. Además, para evaluar más a fondo su seguridad a largo plazo, la FDA también requiere que el fabricante realice un estudio posterior a la comercialización en el que participen pacientes tratados con Yescarta.

Referencia: FDA approves CAR-T cell therapy to treat adults with certain types of large B-cell lymphoma. https://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm581216.htm

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario