El 90% de los rasgos genéticos de un tumor pueden detectarse en la sangre de pacientes con cáncer avanzado

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

El análisis de ADN tumoral a partir de muestras de sangre, técnica conocida normalmente como biopsia líquida, es una estrategia muy prometedora para monitorizar el cáncer. Diferentes estudios muestran que es posible detectar el origen primario de un tumor a partir del ADN liberado por las células tumorales al torrente sanguíneo. Del mismo modo, las biopsias líquidas se han utilizado para detectar mutaciones en genes clave para tumores de pulmón relacionados con respuesta a tratamiento, o para detectar la resistencia al tratamiento.

 

biopsias líquidas cáncer

El análisis de ADN tumoral en sangre, también conocido como biopsia líquida, constituye una herramienta de gran potencial para el diagnóstico y pronóstico del cáncer. Imagen: Jonathan Bailey, NHGRI (CC BY 2.0, https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).

 

Sin embargo, antes de plantear las biopsias líquidas como una aproximación generalizada, una cuestión que todavía quedaba por resolver es si el ADN libre en sangre recoge toda la variabilidad existente en el tumor y si esto es posible en todos los pacientes con cáncer. Un reciente estudio se ha planteado estas preguntas y ha concluido que es posible detectar el 90% de los rasgos genéticos de un tumor en la sangre de una proporción importante de los pacientes con cáncer avanzado.

Los investigadores responsables del trabajo, dirigido por el Massachusetts Institute of Technology, han desarrollado una herramienta para escalar el análisis del ADN libre en sangre. La herramienta, denominada  ichorCNA, cuantifica el contenido tumoral del ADN libre en sangre a partir de la secuenciación del genoma completo de este tipo de ADN, identifica patrones mutacionales típicos del cáncer y captura la información genética detallada del cáncer.

IchorCNA detecta el ADN tumoral en sangre cuando la proporción del mismo es mayor del 10% del ADN libre en sangre. Por esta razón, el primer paso de los investigadores fue estimar con qué frecuencia esto sucede en los pacientes. Así, el equipo aplicó icorCNA a 1.439 muestras de sangre de 520 pacientes con cáncer de próstata o cáncer de mama metastásicos y encontró que aproximadamente un 34% de los pacientes mostraban más de un 10% de ADN tumoral en sangre y por tanto eran susceptibles de ser analizados mediante ichorCNA.

 

Los exomas obtenidos de las biopsias del tumor y del ADN tumoral circulante muestran una elevada concordancia en el trabajo.

 

A continuación, el equipo evaluó en algunos de los pacientes, si la secuenciación de exomas del ADN tumoral circulante puede utilizarse como representación de las biopsias tumorales en diferentes aplicaciones. Para ello, los investigadores analizaron la composición genética y características del ADN tumoral circulante y las compararon con las correspondientes obtenidas de biopsias del tumor original. Los resultados indicaron que los exomas obtenidos de las biopsias del tumor y del ADN tumoral circulante muestran una elevada concordancia, tanto en genes mutados como en firmas mutacionales o neoantígenos.

“Nuestro estudio ha demostrado que podemos conseguir el exoma completo del cáncer de forma fiable a partir de la sangre, que éste refleja la biopsia tumoral con la que está relacionado y que puede realizarse en una fracción significativa de pacientes con cáncer metastásico,” señala Viktor Adalsteinsson, investigador en el Instituto Broad del MIT y uno de los directores del trabajo. “Esta validación sugiere que podemos utilizar las biopsias de sangre para caracterizar a gran escala la enfermedad en pacientes con cáncer metastásico.”

El trabajo proporciona una pauta de trabajo para analizar, a gran escala, las biopsias líquidas de sangre en cáncer y abre el camino a poder utilizar el ADN tumoral circulante como fuente de información sobre lo que ocurre en el tumor en un número importante de pacientes.

“Esto nos abre el potencial para muchos estudios que no podíamos hacer antes,” señala Gad Getz, investigadore en el instituto Broad y profesor asociado en el Massachusetts General Hospital. “La tecnología nos permitirá rastrear la dinámica del cáncer y entender la evolución de la resistencia a los fármacos, o el desarrollo del estado metastásico, de una forma que no es posible mediante biopsias quirúrgicas.”

Investigación original: Adalsteinsson VA et al. Scalable whole-exome sequencing of cell-free DNA reveals high concordance with metastatic tumors. Nat comm. 2017. Doi: http://dx.doi.org/10.1038/s41467-017-00965-y

Fuente: New techniques give blood biopsies greater promise. http://news.mit.edu/2017/new-techniques-give-blood-biopsies-greater-promise-1106

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario