Resultados prometedores para la terapia con linfocitos T modificados en pacientes con linfoma de células B

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Una de las estrategias más atractivas dentro de la inmunoterapia es aumentar la respuesta de los linfocitos T y su efectividad antitumoral Credit: Victor Segura Ibarra and Rita Serda, Ph.D., National Cancer Institute, National Institutes of Health.

Dos recientes ensayos clínicos acaban de validar la utilización de linfocitos T modificados en pacientes con linfoma  difuso de células B grandes.

El linfoma difuso de células B grandes (abreviado como LBDCG) es uno de los tipos de cáncer de la sangre más comunes. En la actualidad existen diferentes aproximaciones para el tratamiento del LBDCG, como la quimioterapia o el trasplante de médula ósea en aquellos pacientes que muestran resistencia a aquella. Muchos pacientes responden a estas terapias. No obstante, en algunos casos los pacientes muestran resistencia a la quimioterapia o experimentan recaídas tras un periodo inicial de recuperación. Si además no se dispone de candidatos para llevar a cabo un trasplante con células madre, el pronóstico es pobre y las opciones terapéuticas disponibles extremadamente limitadas.

En este contexto, los linfocitos T modificados contra el cáncer representan una aproximación con gran potencial, ya que permiten utilizar las propias células inmunitarias de los pacientes (modificadas) para atacar tus tumores. Dos recientes estudios, publicados en el  New England Journal of Medicine acaban de demostrar que es posible plantear la terapia con linfocitos T para el LBDCG en un contexto clínico.

En ambos trabajos los investigadores tomaron linfocitos T de pacientes con LBDCG y los modificaron para que expresaran una proteína de membrana capaz de iniciar una respuesta inmunitaria frente a los linfocitos B. A continuación, cultivaron los linfocitos T-CAR y los infundieron en los pacientes, que habían sido sometidos previamente a un tratamiento que reducía las poblaciones de otros linfocitos T.

Los resultados de ambos trabajos son prometedores. En uno de ellos, en el que se trataron 101 pacientes, el 54% de los pacientes mostraron una tasa de respuesta completa y la supervivencia a los 18 meses alcanzó el 52%. En el segundo estudio, en el que fueron tratados 28 adultos con linfoma, un 64% mostraron respuesta al tratamiento y 16 de los pacientes mostraron remisión completa tras el tratamiento.

 

linfoma difuso

Linfoma difuso de células B grandes. Imagen: KGH (CC BY-SA 3.0, https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.en).

 

Los resultados y beneficios de la terapia con linfocitos T modificados a más largo plazo deberán ser evaluados. No obstante, los investigadores se muestran muy animados por la remisión observada en una proporción importante de pacientes que ya no disponían de recursos terapéuticos para tratar el linfoma. “Esto es impresionante, puesto la mayor parte de los pacientes habían agotado cualquier otra opción de cuidado,” señala Patrick Stiff, director del Centro Cardinal Bernardin de Cáncer e investigador de uno de los estudios.

Pese a las grandes posibilidades de los linfocitos modificados contra el cáncer, los resultados de los ensayos clínicos también señalan la importancia de seleccionar adecuadamente los pacientes que pueden beneficiarse de estas terapias. Los investigadores responsables del trabajo resaltan que este tipo de terapias debe ser considerado únicamente en aquellos pacientes con linfoma que han agotado otras posibilidades terapéuticas, debido a que los efectos secundarios pueden ser graves.  Un 95% de los pacientes que participaron en el ensayo clínico mostraron al menos un efecto secundario grave, como por ejemplo síndrome que liberación de citoquinas, condición que produce síntomas similares a los de la gripe, problemas neurológicos u otros.

Además, aproximadamente la mitad de los de los pacientes tratados con linfocitos T modificados sufren recaídas, por lo que no puede ser considerada una cura posible para todos los pacientes. Mientras se investiga cuáles pueden ser las causas por las que unos pacientes responden de forma continuada y otros no, diferentes aproximaciones tratan de mejorar la eficacia de los linfocitos T.

Referencias:

Schuster SJ, et al. Chimeric Antigen Receptor T Cells in Refractory B-Cell Lymphomas. NEJM. 2017. Doi: http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1708566

Neelapu SS, et al. Axicabtagene Ciloleucel CAR T-Cell Therapy in Refractory Large B-Cell Lymphoma. NEJM. 2017. Doi: http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1707447

Tran E, et al. A Milestone for CAR T Cells. NEJM. 2017. Doi: http://dx.doi.org/10.1056/NEJMe1714680

Fuente: Patrick Stiff, MD, Is Co-author of Landmark CAR-T Cell Cancer Treatment Study in New England Journal of Medicine. https://www.loyolamedicine.org/news/patrick-stiff-md-co-author-landmark-car-t-cell-cancer-treatment-study-new-england-journal

 

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario