Mutaciones letales embrionarias están altamente asociadas con defectos de placentación

Vicente Pérez García

Departamento de Epigenética, The Babraham Institute, Cambridge

 

La placenta es un órgano vital para el desarrollo embrionario cuya correcta formación y funcionamiento permite el intercambio efectivo, y necesario, de nutrientes y oxígeno entre la madre y el feto. Además, la placenta permite la excreción de desechos del embrión y secreta hormonas importantes para el mantenimiento y promoción del crecimiento fetal.

A pesar de que estudios previos han subrayado el papel central de la placenta para el establecimiento y progresión saludable del embarazo (Rossant & Cross, 2001; Barker, 2007), su posible contribución a complicaciones del mismo y a posibles malformaciones del recién nacido continúan sin ser bien entendidas.

Hasta el momento todos los estudios sobre mutaciones letales embrionarias se han centrado en el efecto sobre el embrión (Dickinson, 2016). En este trabajo presentamos un cribado masivo de 103 mutantes murinos letales embrionarios en los cuales, además del estudio en detalle del efecto de la mutación sobre el embrión, analizamos las características de su correspondiente placenta.

Los datos demuestran que casi el 70% de las mutaciones letales analizadas están asociadas con malformaciones placentarias. Esto pone de manifiesto un efecto directo de las mutaciones letales sobre la placenta y por tanto un papel esencial del proceso de placentación en el éxito del desarrollo del embrión, hasta ahora menospreciado.

 

placentación

Comparación de un embrión de ratón control con su placenta correspondiente con un embrión mutante del gen Nubpl y su placenta asociada en el día de desarrollo embrionario E9.5 (momento en el que el embrión mutante muere).

 

Por otro lado, el análisis combinado del efecto de la mutación sobre el embrión y la placenta nos ha permitido demostrar, mediante estudios de correlación, que las malformaciones placentarias están significativamente asociadas con defectos en el desarrollo de órganos vitales para el embrión como el cerebro, el sistema circulatorio y de manera más específica, el corazón.

Aunque nuestro estudio usa el ratón como modelo, muchas de las mutaciones estudiadas están presentes en el ser humano. Por tanto, estos datos subrayan la importancia vital de incluir los tejidos extraembrionarios en futuros estudios genéticos para analizar anormalidades congénitas abriendo al mismo tiempo nuevas vías para la comprensión del desarrollo de la placenta y su papel durante complicaciones del embarazo.

Por último, destacar que toda esta investigación se ha desarrollado dentro del consorcio DMMD (“Deciphering the Mechanisms of Developmental Disorders”), del cual forman parte The Babraham Institute (Cambridge), Wellcome Sanger Institute (Cambridge), The Francis Crick Institute (Londres), Medical University of Vienna (Viena) y University of Oxford (Oxford). Todos los análisis correspondientes a los 103 mutantes analizados (embrión y placenta) están depositados en la página web de acceso libre www.dmdd.org.uk

Referencia: Perez-Garcia V, Fineberg E, Wilson R, Murray A, Mazzeo CI, Tudor C, Sienerth A, White JK, Tuck E, Ryder EJ, Gleeson D, Siragher E, Wardle-Jones H, Staudt N, Wali N, Collins J, Geyer S, Busch-Nentwich EM, Galli A, Smith JC, Robertson E, Adams DJ, Weninger WJ, Mohun T, Hemberger M. Placentation defects are highly prevalent in embryonic lethal mouse mutants. Nature. 2018 Mar 22;555(7697):463-468. doi: http://dx.doi.org/10.1038/nature26002

Bibliografía:

Barker DJ. The origins of the developmental origins theory. J Intern Med. 2007 May;261(5):412-7. Review. Doi:  https://doi.org/10.1111/j.1365-2796.2007.01809.x

Dickinson ME, et al. High-throughput discovery of novel developmental phenotypes. Nature. 2016 Sep 22;537(7621):508-514. doi: 10.1038/nature19356. Epub 2016 Sep 14. Erratum in: Nature. 2017 Nov 16;551(7680):398

Rossant J, Cross JC. Placental development: lessons from mouse mutants. Nat Rev Genet. 2001 Jul;2(7):538-48. Review. http://dx.doi.org/10.1038/35080570

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal