Nuevo método para identificar la ocurrencia de enfermedades raras a partir de los historiales médicos electrónicos

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

myBabyGenomaCerca de un 80% de las enfermedades raras son genéticas.  Sin embargo, en la mayoría de los casos la causa genética concreta sigue siendo desconocida.  Muchas de las enfermedades raras se caracterizan por la manifestación conjunta de diferentes síntomas clínicos que pueden aparecer también en otras enfermedades mendelianas (causadas por mutaciones en un único gen) o complejas en las que intervienen múltiples factores genéticos y ambientales. El solapamiento de síntomas lleva a que obtener un diagnóstico preciso para los pacientes sea difícil y determinar las causas genéticas de cada enfermedad rara de forma individual se convierta en una odisea para los investigadores. Por otra parte, puede ocurrir también que pacientes diagnosticados con condiciones diversas, como fallos cardiacos, problemas renales o infertilidad tengan una enfermedad rara de causa genética sin saberlo.

Con esta idea, un equipo de investigadores de la Universidad de Vanderbilt ha desarrollado un método para identificar, a partir de los historiales médicos electrónicos, a aquellos pacientes con enfermedades raras que todavía no han sido diagnosticados.

En un primer paso, el equipo desarrolló un algoritmo para estimar valores de riesgo que consideren los diferentes  patrones de síntomas que pueden ser causados por variantes genéticas. A continuación calculó los valores de riesgo en un conjunto de 21.701 personas a las que se había analizado el genoma y de las que se tenía información de miles de variantes genéticas, de manera que aquellas en las que los síntomas manifestados coincidían mejor con los de una enfermedad rara obtenían un riesgo mayor para esa enfermedad.

“Empezamos con una idea simple: buscar un conjunto de síntomas y enfermedades para encontrar una enfermedad no diagnosticada subyacente,” señala Josh Denny, profesor de Informática Biomédica y Medicina de la Universidad de Vanderbilt. “Entonces nos emocionamos mucho cuando vimos que podíamos sistematizarlo a través de miles de enfermedades genéticas para estimar el impacto de millones de variantes genéticas.”

 

historiales médicos electrónicos

Los resultados del trabajo muestran una vez más el potencial de la combinación de datos genéticos con la información obtenida de historiales clínicos electrónicos. Imagen: MedigenePress SL.

 

 

Los investigadores encontraron 18 asociaciones entre variantes raras y fenotipos que parecían corresponder a enfermedades mendelianas. Dos de estas asociaciones correspondían a variaciones genéticas en el gen CFTR relacionadas con la fibrosis quística, ya descritas y consideradas patogénicas previamente en la bibliografía. El resto eran en su mayoría variantes genéticas de baja frecuencia no relacionadas todavía con enfermedades.

“Lo que nos muestra el valor de riesgo fenotípico es que si empiezas con combinaciones específicas de síntomas, las posibilidades de encontrar una variante genética potencialmente responsable son muy elevadas,” señala Dan Roden, investigador del trabajo. ”Este es un paso realmente importante para utilizar la genotipación clínica en la evaluación del riesgo de los pacientes y para obtener información más precisa sobre la prevención y tratamiento de las condiciones comunes.”

Los resultados del trabajo sugieren que la presencia de enfermedades mendelianas no diagnosticadas en la población es mayor de lo que se esperaba. Además, los investigadores encontraron numerosos casos en los que  personas heterocigotas para genes cuyas mutaciones se supone que causan enfermedades recesivas manifestaban síntomas de la enfermedad. Este dato cuestiona la idea clásica de que en las enfermedades genéticas recesivas es necesaria la presencia de mutaciones en las dos copias de un gen para que se manifiesten los síntomas.  Los investigadores reconocen que en estos casos no se puede excluir la influencia de otras variantes genéticas. Sin embargo, describen un patrón en el que los pacientes heterocigóticos muestran un cuadro clínico más suave comparado con los pacientes homocigóticos, pero definitivamente más grave de lo que se observa en la población control.

Una cuestión a resolver en el futuro será si los tratamientos disponibles para las enfermedades mendelianas pueden ser utilizados para estas otras formas no comunes de enfermedades genéticas. Once de las diecisiete enfermedades encontradas tienen tratamientos disponibles para los pacientes lo que podría resultar beneficioso para aquellos pacientes en los que se ha podido identificar la presencia de una de estas enfermedades raras no diagnosticada previamente.

Los resultados del trabajo muestran una vez más el potencial de la combinación de datos genéticos  con la información obtenida de historiales clínicos electrónicos  a la hora de proporcionar claves sobre las enfermedades raras. Además, la estrategia utilizada ofrece nuevas posibilidades para acelerar el desarrollo de la medicina de precisión.

Investigación original: Bastarache L, et al. Phenotype risk scores identify patients with unrecognized Mendelian disease patterns. Science. 2018. Doi: http://dx.doi.org/10.1126/science.aal4043

Fuente: Study spots undiagnosed genetic diseases in HER. https://news.vanderbilt.edu/2018/03/15/study-spots-undiagnosed-genetic-diseases-in-ehr/

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)