La deficiencia en la proteína DOR favorece la aparición de obesidad

La deficiencia en la proteína DOR favorece la aparición de obesidad

IRB Barcelona

 

  • Investigadores del IRB Barcelona desvelan un mecanismo que deriva en una forma de obesidad menos perjudicial ligada al número de células de la grasa.
  • Existen diferentes tipos de obesidad, algunas menos nocivas que otras.

La obesidad es considerada como un problema de salud mundial porque la acumulación excesiva de tejido graso (o tejido adiposo) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y algunos tipos de cáncer. Sin embargo, hay personas obesas menos propensas a estas enfermedades. Según este estudio, publicado por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y del CIBERDEM, en Nature Cell Biology, la deficiencia en la proteína DOR (también llamada TP53INP2) promueve la generación de nuevas células adiposas (que almacenan grasa) produciendo una forma de obesidad menos perjudicial.

En este trabajo liderado por el científico del IRB Barcelona Antonio Zorzano, también catedrático de la Universidad de Barcelona y miembro del CIBERDEM, junto a laboratorios de Gotemburgo (Suecia), Tarragona y Girona, los investigadores observaron que los pacientes obesos presentan niveles bajos de DOR en su tejido adiposo.

Con objeto de seguir investigando la relación entre DOR y la obesidad, los investigadores del laboratorio de Enfermedades Metabólicas Complejas y Mitocondrias, referente en el estudio de dicha proteína, generaron un modelo de ratón deficiente para esta proteína, que presenta una marcada obesidad en ausencia de complicaciones metabólicas tales como la intolerancia a la glucosa o la inflamación. Estos modelos mimetizan el efecto observado en los pacientes obesos pero metabólicamente sanos analizados en este estudio. “Todos estos resultados nos permiten entender el mecanismo por el cual existen personas que no llegan a desarrollar las enfermedades asociadas a la obesidad”, explica Zorzano.

Número y volumen de células grasas

Un aspecto muy relevante en el impacto de la obesidad sobre la salud, es el número de células y su volumen en los depósitos de tejido adiposo. De este modo, si una célula se ve obligada a aumentar su tamaño de manera desmesurada para almacenar la grasa, genera inflamación, lo que provoca resistencia a la insulina. En cambio, si la misma cantidad de grasa se acumula en un número mayor de células, el sujeto tiene también obesidad, pero con menos patologías asociadas.

deficiencia dor obesidad

Células de ratón con proteína DOR. Imagen: (M. Romero, IRB Barcelona).

La evidencia existente apunta que los seres humanos, a partir de los 20 años mantienen estable el número de células adiposas. Por ello, si se adelgaza o se engorda, lo que varía es el volumen de estas células, pero no su número. Sin embargo, según la nueva función de DOR revelada en este estudio, la reducción de los niveles de esta proteína en las células madre que dan lugar a los adipocitos, podría aumentar el número de células adiposas en la vida adulta.

“Es importante señalar que la solución a la obesidad no estaría en incrementar, mediante tratamientos, el número de células adiposas ya que la obesidad debe prevenirse,” advierte Zorzano, “pero el estudio nos ayuda a entender mejor las distintas formas de obesidad en humanos”. El laboratorio trabaja ahora en desvelar este mecanismo en detalle para completar el conocimiento sobre los distintos tipos de obesidad, y contribuir a su prevención y tratamiento.

Nuevo papel de la autofagia en la regulación de la grasa

Tal y como se había descrito en investigaciones previas, DOR es una proteína que participa activamente en los procesos de autofagia, mediante los cuales las células ‘reciclan’ sus componentes dañados, o excedentes, con el objeto de mantener un estado óptimo. “Estudios anteriores habían apuntado que la falta de proteínas de la autofagia impedían la generación de tejido adiposo. Sin embargo en el caso de la proteína DOR hemos observado que su ausencia incrementa el tejido adiposo y la cantidad de grasa que se acumula”, señala Montserrat Romero, investigadora del IRB Barcelona y primera autora del artículo. Los autores detallan el mecanismo mediante el cual DOR regula la transformación de las células madre en células de la grasa.

Referencia: Romero M, et al. TP53INP2 regulates adiposity by activating β-catenin through autophagy-dependent sequestration of GSK3β. Nat Cell Biol. 2018 Apr;20(4):443-454. doi: http://dx.doi.org/10.1038/s41556-018-0072-9

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)