Alterar el silenciamiento del gen de la hemoglobina fetal para evitar algunas de las hemopatías más frecuentes

Evitar el silenciamiento de la hemoglobina fetal como tratamiento para hemopatías actualmente incurables

Rubén Megía, Genética Médica News

 

Un estudio internacional liderado por Merlin Crossley, de la Universidad New South Wales en Australia (UNSW), ha identificado mutaciones en regiones reguladoras de genes supresores de la expresión de la hemoglobina fetal que dan como consecuencia la expresión de esta en el adulto. La investigación podría haber dado con la solución a patologías como la anemia falciforme y la beta-talasemia, que han sido hasta el momento hemopatías incurables.

 

Alterando el silenciamiento del gen de la hemoglobina fetal, se podrían evitar algunas de las hemopatías más frecuentes. Imagen: Pixabay.

 

La beta-talasemia y la anemia falciforme son consideradas dos de las enfermedades genéticas más prevalentes del mundo. Normalmente encontramos estas alteraciones en zonas geográficas en las que la malaria es o ha sido endémica. Estas áreas con alta prevalencia de beta-talasemia y anemia falciforme comprenden el sureste de Asia, algunas zonas de China, Sudamérica, África y algunas regiones de la costa del Mediterráneo. La alta migración entre estas zonas ha aumentado la prevalencia incluso en países en los que la malaria no ha sido endémica.

La beta-talasemia se trata de una enfermedad genética hereditaria que produce una condición de anemia causada por la alta velocidad con la que se degrada la hemoglobina. Esta alta degradación es se debe a la deficiencia o ausencia de una de las cadenas (beta globinas) que forman parte de la estructura de la hemoglobina. En el caso de la anemia falciforme se observan eritrocitos deformados con una forma similar a la de una hoz. Estos eritrocitos deformados no son flexibles, lo que hace que se rompan más fácilmente, aumentando su tasa de degradación y provocando anemia. También se la conoce como anemia drepanocítica.

Ambas enfermedades están causadas por defectos en la estructura de la hemoglobina. La hemoglobina es la proteína sanguínea encargada de transportar el oxígeno desde los órganos respiratorios al resto de tejidos, de trasladar el dióxido de carbono para su eliminación en los órganos respiratorios y de la regulación del pH de la sangre. Antes del nacimiento, la hemoglobina presente en sangre es ligeramente diferente. Se denomina hemoglobina fetal y está formada por cuatro cadenas proteicas (dos globinas alfa y dos globinas gamma). Tras el nacimiento, se produce un silenciamiento de la expresión de la globina gamma y comienzan a expresarse globinas beta, formándose la hemoglobina del adulto (dos globinas alfa y dos globinas beta).

La beta-talasemia y la anemia falciforme, de origen genético, se deben a mutaciones en genes que codifican para los componentes estructurales de la hemoglobina adulta, pero no en los genes que codifican la estructura de la hemoglobina fetal. Los genes que codifican las cadenas polipeptídicas que forman las hemoglobinas fetales y del adulto han sido estudiados y se conocen bastante. Aun así, se desconocen los mecanismos por los que son silenciados estos genes, lo que ha limitado el estudio de su expresión.

En un reciente trabajo publicado en Nature Genetics, los investigadores han conseguido identificar la zona sobre la que actúan los represores más importantes del gen de la gamma globina. Además, los autores señalan que, alterando el silenciamiento del gen de la hemoglobina fetal, se podrían evitar algunas de las hemopatías más frecuentes.

hemoglobina fetal

Alteraciones en los genes que codifican para las subunidades de la hemoglobina llevan a trastornos hereditarios de la sangre como la beta talasemia o la anemia falciforme. Imagen: Hemoglobina. Protein Data Base 1GZH.

El estudio se ha basado en la existencia de algunos casos excepcionales de individuos en los que la expresión de la hemoglobina fetal era persistente incluso tras el nacimiento. Los investigadores descubrieron que estos individuos presentaban mutaciones en una región específica del promotor del gen que codifica para la globina gamma, necesaria para la formación de la hemoglobina fetal. Las mutaciones en esta región del promotor impedían la unión de importantes reguladores de la transcripción como las proteínas BCL11A o ZBTB7A y, por tanto, evitaban el silenciamiento del gen de la gamma globina. De esta forma, se permitía la expresión del gen de la gamma globina y se sintetizaban tanto la proteína adulta como la hemoglobina fetal.

Para confirmar estos resultados, Crossley y su equipo de la UNSW desarrollaron, mediante la técnica CRISPR-Cas9, células precursoras de eritrocitos con mutaciones en la región del promotor del gen de la globina gamma donde se unen BCL11A y ZBTB7A. En estos cultivos celulares se observó que, efectivamente, se producía una expresión de globina gamma y, por consiguiente, se sintetizaba hemoglobina fetal.

En un futuro, los resultados del equipo de Crossley, en conjunto a la tecnología del CRISPR-Cas9, podrían ser de gran utilidad para el tratamiento de algunos tipos de hemopatías relacionadas con la expresión de las globinas beta que forman la hemoglobina del adulto como la anemia falciforme o la beta-talasemia.

Investigación original: Martyn GE, et al. Natural regulatory mutations elevate the fetal globin gene via disruption of BCL11A or ZBTB7A binding. Nat Gen. 2018. Doi:http://dx.doi.org/10.1038/s41588-018-0085-0

Fuente: Solution to 50-year-old mystery could lead to gene therapy for common blood disorders. https://newsroom.unsw.edu.au/news/science-tech/solution-50-year-old-mystery-could-lead-gene-therapy-common-blood-disorders

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)