Variantes del gen KLF14 favorecen acumulación de grasa y diabetes en mujeres

Variantes del gen KLF14 favorecen la acumulación de grasa y aumentan el riesgo a tener diabetes en mujeres

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Investigadores de la Universidad de Virginia, EE.UU.,  han descubierto que ciertas variantes del gen KLF14 actúan sobre el metabolismo de las células del tejido adiposo favoreciendo la acumulación de grasa y aumentando el riesgo a desarrollar diabetes en mujeres.

 

Células del tejido adiposo. Blausen.com staff. “Blausen gallery 2014”. Wikiversity Journal of Medicine. DOI:10.15347/wjm/2014.010. ISSN 20018762.

 

La diabetes es una enfermedad compleja en la que intervienen tanto factores genéticos como ambientales. Los estudios de asociación que analizan las variaciones del genoma presentes de forma natural en las poblaciones humanas y comparan los resultados obtenidos en pacientes con diabetes con aquellos obtenidos en personas sin la enfermedad han podido identificar genes candidatos cuya variación puede influir en el riesgo a desarrollar diabetes. Uno de estos genes es KLF14, que codifica para un regulador de la expresión relacionado con la función del tejido adiposo. A diferencia de otros genes relacionados con la diabetes, que participan principalmente en la función del páncreas y la insulina, KLF14 se expresa únicamente en el tejido adiposo y además tiene otra característica poco común: está sometido a impronta y solo se expresa la copia materna del gen.  Sin embargo, hasta el momento no se había analizado en profundidad su relación con la diabetes.

El reciente artículo publicado en Nature Genetics ha revelado por qué algunas variantes localizadas en la región del gen KLF14 aumentan el riesgo a desarrollar diabetes de tipo 2. A partir de cultivos celulares y experimentos en ratón los investigadores han encontrado que las variantes de riesgo disminuyen la expresión de KLF14. Y, puesto que KLF14 regula la expresión de múltiples genes (hasta 385 genes), las variantes que afectan a los niveles de KLF14 también modulan la actividad de todos estos genes.

 

diabetes en mujeres

Tejido adiposo. Imagen: Berkshire Community College Bioscience Image Library.

 

A nivel funcional la reducción de KLF14 tiene importantes efectos metabólicos. Muchos de los genes regulados por KLF14 intervienen en la función de los adipocitos por lo que la reducción de la expresión de KLF14 provoca alteraciones en la lipogénesis y cambios en la estructura del tejido adiposo. A nivel morfológico el equipo observó que la reducción de KLF14 lleva a defectos en la formación de las células tejido adiposo, lo que reduce el número de adipocitos aunque su tamaño es mayor del normal. Además, los estudios en ratón muestran que la eliminación de la versión murina del gen provoca que se manifiesten algunos de los síntomas observados en los pacientes con diabetes de tipo 2, como la resistencia a la insulina.

Los investigadores también estimaron el efecto de las variantes de riesgo en humanos sobre diferentes características biométricas o datos clínicos. De este modo observaron que la reducción en KLF14 se traduce en un fenotipo de resistencia a la insulina. Además, en el caso de las mujeres se produce un cambio en la distribución del tejido adiposo, con acumulación en la región abdominal.

El efecto de la reducción de la expresión de KLF14 sobre la función de los adipocitos y la acumulación de grasa o resistencia a la insulina son más acusados en el caso de las mujeres.

Los fenotipos asociados a la reducción de la expresión de KLF14 sobre la función de los adipocitos y la acumulación de grasa o resistencia a la insulina son más acusados en el caso de las mujeres y se observa también una relación con el origen de los alelos de riesgo, esto es, si se han heredado del padre o de la madre.

“Si por casualidad, heredas la versión de riesgo de tu madre, entonces tienes un mayor riesgo a tener diabetes de tipo 2,” señala Mete Civelek, investigadora en la Universidad de Virginia y una de las autoras del trabajo. “Si eres una mujer, entonces el riesgo es incluso mayor, un 28% mayor que para un hombre que haya heredado el gen de su padre. Por razones que todavía no entendemos, este gen es más activo o aumenta más el riesgo en mujeres que en hombres.”

A partir de los resultados obtenidos, los investigadores plantean un modelo en el que los portadores de los alelos de riesgo en KLF14 sufren una expansión de las células del tejido graso para satisfacer las necesidades de almacenamiento de lípidos lo que produce déficits en el mismo y aumenta el riesgo a desarrollar resistencia a la insulina.

La nueva información obtenida en el trabajo abre un posible camino para investigar tratamientos para la diabetes. “KLF14 es uno de los factores de riesgo más fuertes en mujeres,” señala Kerring S Small, del King’s College London. “Ahora que sabemos dónde y en quién está actuando el gen podemos empezar a buscar una estrategia potencial para modificar el riesgo a la diabetes”.

Los investigadores planean seguir estudiando el efecto de la variación en KLF14 sobre el riesgo a la diabetes para, en el futuro, poder utilizar agentes químicos que actúen sobre el gen de forma específica en los adipocitos. De momento recuerdan que, dado que no podemos cambiar nuestros genes, la mejor forma de prevenir la diabetes es por medio de la dieta y el ejercicio.

Investigación original:  Small KS, et al. Regulatory variants at KLF14 influence type 2 diabetes risk via a female-specific effect on adipocyte size and body composition. Nat Gen. 2018. Doi: http://dx.doi.org/10.1038/s41588-018-0088-x

Fuente: Gene Affects How Some Women Store Fat – And Ups Their Diabetes Risk. https://newsroom.uvahealth.com/2018/04/17/gene-affects-fat-storage/

 

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)