Reanalizar los resultados genómicos para mejorar el diagnóstico

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

El análisis del ADN puede cambiar la vida de una persona. Puede hacer que pase de esa tierra de nadie, en la que habitan numerosos pacientes que desconocen la causa de su enfermedad, a tener a su alcance un tratamiento adecuado gracias a la identificación del responsable  molecular.

 

reanálisis resultados genómicos diagnóstico genético

El diagnóstico genético es una herramienta o elemento básico dentro del área del asesoramiento genético. Imagen: Medigene Press S.L.

 

Los últimos años han supuesto una revolución en el área del diagnóstico genético. Unido al rápido desarrollo de las técnicas de secuenciación masiva, que permiten analizar el genoma completo de una persona de forma más precisa, rápida y económica, la secuenciación de un número cada vez mayor de personas sanas y enfermas ha hecho posible disponer de bases de datos cada vez más completas.

Una vez obtenidos los datos de secuenciación de un paciente es necesario filtrarlos e interpretarlos, dentro del contexto de su enfermedad y perfiles de su familia.  Cientos de variantes genéticas diferencian a las personas entre sí. Así pues, cuando se analiza un genoma con el objetivo de identificar la causa de una enfermedad es necesario filtrar entre todas las variantes genéticas presentes, en función de diferentes factores como la calidad de la secuencia, su frecuencia, efecto o función del gen en el que se encuentra. Finalmente, se obtiene una lista con unas pocas variantes potenciales que deben ser confirmadas. Un método para hacerlo es contrastar cualquier cambio encontrado con los registrados como causantes de enfermedad en las bases de datos. Sin embargo, las bases de datos crecen cada año, por lo que es posible que un análisis que en un momento dado no ha permitido dar con la causa molecular de un trastorno, pueda años después, con más información disponible, proporcionar finalmente un diagnóstico.  Ante esta situación, ¿deberían reanalizarse o reinterpretarse los resultados genómicos de forma periódica?

Un estudio publicado en JAMA Pediatrics ha investigado el valor clínico de reinterpretar los resultados genómicos en el contexto de la epilepsia. Los investigadores revisaron los datos genómicos  de 300 pacientes pediátricos cuyo genoma había sido analizado previamente. El equipo revisó las variantes genéticas encontradas y las interpretó de nuevo, según los estándares  más actualizados. Según este nuevo análisis, los investigadores reclasificaron 67 variantes genéticas en 67 de 185 de los pacientes en los que se había identificado variantes previamente (un 36%). De los 67 pacientes, 21 recibieron un cambio en el diagnóstico. Incluso en aquellos pacientes que habían sido analizados tan solo dos años antes del reanálisis el equipo reclasificó las variantes identificadas en 4 de 16 (un 25%).

Lori Fullen solicitó pruebas genéticas para su hijo Lorenzo cuando su medicación para la epilepsia demostró no ser eficaz para detener sus ataques epilépticos. Imagen: UT Southwestern.

Uno de los participantes del estudio ha sido Lorenzo, un niño que fue diagnosticado con epilepsia nocturna y al que el tratamiento basado en los síntomas clínicos, hasta 8 pastillas al día para un niño de 13, solo reducía ligeramente los episodios de epilépticos. En este caso, el análisis del genoma de Lorenzo ha revelado que su enfermedad estaba causada por un defecto en ciertos receptores nerviosos, lo que ha permitido que los profesionales médicos responsables le prescriban un tratamiento efectivo con el que puede vivir una vida normal.

Los resultados obtenidos en el trabajo apoyan la revisión periódica de resultados genómicos para mejorar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con enfermedades genéticas. “Los pacientes de epilepsia con resultados previos de pruebas genómicas deberían tener sus resultados reinterpretados al menos cada dos años y antes de realizar otras pruebas genéticas”, concluyen los investigadores, que también defienden utilizar estas recomendaciones en otras pruebas genómicas.

“Esto iniciará un dialogo nacional para un número de enfermedades”, señala Jason Park, investigador en la Universidad UT Southwestern y director del trabajo. “Muchos de estos resultados vuelven inconcluyentes, identificamos un cambio genético inusual pero no sabemos qué significa. Este estado de desconocimiento a menudo cambia en unos años, permitiendo a estos pacientes ser ayudados si los profesionales sanitarios y familias revisan los nuevos datos”.

De momento, a la luz de estos resultados, los investigadores han empezado a solicitar a los padres de niños con epilepsia una revisión de los resultados genéticos al menos cada dos años para asegurar que el diagnóstico y posible tratamiento se realiza en función de los últimos descubrimientos.

“Me sorprendió cuánto cambio vimos”, señala Drew Thodeson,  neurólogo y experto en la Universidad UT Southwestern. “Es un testamento de cómo de rápido evoluciona la genética y cuanto estamos aprendiendo con las nuevas técnicas de laboratorio y un mayor número de personas siendo analizada”.

Referencia: SoRelle JA, et al.  Clinical Utility of Reinterpreting Previously Reported Genomic Epilepsy Test Results for Pediatric Patients. JAMA Pediatrics. 2018. Doi: http://dx.doi.org/10.1001/jamapediatrics.2018.2302

Fuente: Epilepsy study calls for 2-year checks to keep pace with scientific advances. https://www.utsouthwestern.edu/newsroom/articles/year-2018/reanalyzing-gene-tests.html

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)