La susceptibilidad a desarrollar tuberculosis es mayor en personas con dos copias de una variante del gen TYK2

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

En 2017 aproximadamente 10 millones de personas desarrollaron tuberculosis, una de las principales causas de muerte en el mundo entero. La Organización Mundial de la Salud ha estimado que un 23% de la población mundial tiene una infección latente y está en riesgo a desarrollar enfermedad activa en algún momento a lo largo de su vida. Ante esta epidemia global los diferentes estados miembros de la OMS se han comprometido a iniciar diferentes estrategias destinadas a eliminar la epidemia para el año 2030.

 

susceptibilidad tuberculosis

Mycobacterium tuberculosis. Imagen Janice Carr Content Providers(s): CDC/ Dr. Ray Butler; Janice CarrTimVickers at en.wikipedia [Public domain], from Wikimedia Commons

Ante una exposición a Mycobacterium tuberculosis, agente bacteriano responsable de causar la enfermedad, no todas las personas muestran la misma susceptibilidad a la infección. Dos estudios recientemente publicados en Science Immunology profundizan en esta cuestión y revelan, en primer lugar que la respuesta inmunitaria a las micobacterias está dirigida por las interleucinas IL-12 e IL-23 y en segundo lugar, que aquellas personas con dos copias de una variante del gen TYK2 tienen una elevada predisposición a desarrollar tuberculosis.

En el primero de los estudios los investigadores analizan el papel de las interleucinas IL-12 e IL-23 en relación a la tuberculosis. La deficiencia de los receptores de cualquiera de estas dos moléculas de señalización del sistema inmunitario lleva a una elevada susceptibilidad a la infección por micobacterias. El equipo evaluó la respuesta inmunitaria en diferentes pacientes con esta rara inmunodeficiencia y detectaron que para conseguir unos niveles de interferón correctos e inducir una respuesta adecuada frente a la presencia de las micobacterias es necesaria una señalización correcta de ambas intereleucinas, IL-12 e IL-23. Los resultados del estudio plantean, por tanto, que mutaciones en genes relacionados con la respuesta inmunitaria mediada por interferón pueden influir en la susceptibilidad a desarrollar cualquier infección  por parte de una micobacteria.

 

Aquellas personas con dos copias de una variante del gen TYK2 tienen una elevada predisposición a desarrollar tuberculosis. Imagen: MedigenePress SL.

 

El segundo estudio, trabaja precisamente en esta cuestión. El equipo de investigadores ha identificado una variante genética en el gen TYK2 cuya presencia en homocigosis (en las dos copias del gen) aumenta el riesgo a manifestar la enfermedad. Esta variante genética interfiere la inducción de interferón mediada por la interleucina IL-23. Los investigadores han detectado que la frecuencia de la variante ha disminuido en las poblaciones europeas en los últimos 4.000 años, lo que plantea que la selección natural está actuando para eliminar los alelos responsables de una mayor susceptibilidad a la tuberculosis.

Un aspecto muy interesante del trabajo es la estimación de que cerca de una de cada 600 personas de ascendencia europea es portadora de las dos copias del gen TYK2 de susceptibilidad a la tuberculosis (la frecuencia varía entre 1/1.000 y 1/10.000 en otras poblaciones).  Este resultado puede resultar especialmente relevante para algunas personas. La frecuencia de tuberculosis y riesgo a exponerse a la infección es baja en los países que muestran una mayor frecuencia de portadores de variantes de susceptibilidad a la enfermedad. Sin embargo, si estas personas viajan a regiones de riesgo con elevada exposición tendrían una posibilidad mucho mayor de resultar infectadas. “En Nueva York, alguien puede tener esta mutación y su riesgo de tener tuberculosis es efectivamente cero”, señala Jean-Laurent  Casanova, investigador en el Howard Hughes Medical Institute y director del trabajo. “Pero si esa persona va a trabajar a un hospital de tuberculosis en África, entonces la probabilidad de tener tuberculosis es elevada, 100 veces mayor de la que sería para una persona sin la variante.” La identificación de la variante en TKY2 relacionada con la susceptibilidad a la tuberculosis podría hacer posible que las personas que van a viajar a regiones donde la frecuencia de la tuberculosis es mayor se realicen una prueba genética para determinar si son más vulnerables a la infección.

Referencia:

Boisson-Dupuis S, et al. Tuberculosis and impaired IL-23–dependent IFN-γ immunity in humans homozygous for a common TYK2 missense variant. Sci Immunol. 2018. Doi: http://dx.doi.org/10.1126/sciimmunol.aau8714

Martínez-Barricarte R, et al. Human IFN-γ immunity to mycobacteria is governed by both IL-12 and IL-23. Sci Inmmunol. 2018. Doi: http://dx.doi.org/10.1126/sciimmunol.aau6759

Fuente: Study identifies genetic mutation responsible for tuberculosis vulnerability. https://www.rockefeller.edu/news/24686-study-identifies-genetic-mutation-responsible-tuberculosis-vulnerability/

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)