Un biomarcador en sangre posibilita la detección del Alzhéimer hereditario hasta 16 años antes de la aparición de los síntomas

Rubén Megía González, Genética Médica News

 

La enfermedad de Alzheimer es una patología neurodegenerativa caracterizada por una disminución progresiva del volumen de diferentes zonas de la corteza cerebral. Esta disminución en volumen produce inicialmente una pérdida progresiva de memoria que, en pacientes con avanzado estado de la enfermedad, se desarrolla en dificultades motoras y lingüísticas. En la mayoría de los casos, la neurodegeneración genera una grave situación de incapacidad en los enfermos.

 

biomarcador Alzheimer

Fisiopatología de la enfermedad de Alzhéimer. National Institute on Aging, NIH CC BY NC 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.0/).

 

Según describe el último Informe Mundial sobre el Alzhéimer, en 2015 habían diagnosticadas 46 millones de personas en todo el planeta. Esta cifra, tal y como pronostica el mismo informe, aumentará hasta los 131 millones en el año 2050. Las alarmantes cifras que se plantean los diferentes informes sobre la situación actual del Alzhéimer hacen notoria la necesidad de diseñar, tanto métodos para identificar la enfermedad de forma temprana, como tratamientos para paliar los efectos del Alzhéimer.

Uno de los métodos de identificación del Alzhéimer que se conocen se basa en la cuantificación de los niveles del polipéptido de cadena ligera de los neurofilamentos (NfL) en el líquido cefalorraquídeo. El polipéptido NfL es una proteína codificada por el gen NEFL que, en individuos sanos, solo se puede encontrar en el interior de algunas de las células del sistema nervioso. Tras la muerte celular característica de las enfermedades neurodegenerativas este polipéptido se libera al líquido cefalorraquídeo. El problema de utilizar el Nfl como biomarcador en líquido cefalorraquídeo es que la extracción es extremadamente invasiva y, por tanto, no es una opción realmente viable para la detección precoz del Alzhéimer.

Un reciente estudio publicado el pasado mes de enero plantea un nuevo enfoque para utilización de la proteína NfL como biomarcador de la neurodegeneración temprana en pacientes con Alzhéimer hereditario. Tal y como exponen los autores del artículo, los niveles de NfL en sangre podrían ser utilizados para el diagnóstico temprano de la neurodegeneración en este tipo de pacientes.

Aunque no todos los casos de enfermos Alzhéimer son causados por mutaciones genéticas, sí existe un pequeño porcentaje de pacientes con Alzhéimer hereditario. Normalmente este tipo de Alzhéimer se produce por mutaciones en los genes APP, PSEN1 y PSEN2, que generan altas concentraciones de un fragmento peptídico tóxico llamado péptido beta-amiloide. El péptido beta-amiloide es capaz de depositarse y acumularse en placas en el interior de las células nerviosas, produciendo, en última instancia, la muerte celular.

 

Los resultados del estudio plantean que podría ser posible detectar y monitorizar la enfermedad de Alzheimer de forma temprana a partir de análisis de suero.

 

Para el estudio, publicado en la revista Nature, los autores obtuvieron muestras del líquido cefalorraquídeo y suero de 187 pacientes, de los cuales 107 eran portadores de alguna mutación en los genes APP, PSEN1 y PSEN2. Tras cuantificar mediante un inmunoensayo los niveles de polipéptido de cadena ligera de los neurofilamentos en las muestras, el equipo de investigación identificó cierta correlación entre los niveles de NfL en suero y en líquido cefalorraquídeo. Además, a diferencia de lo que se observaba en pacientes no portadores de mutaciones genéticas, en los portadores los niveles de Nsf se incrementaban significativamente unos 6,8 años antes del tiempo estimado para el inicio de la sintomatología.

Un análisis longitudinal posterior de la muestra confirmó el incremento de los niveles séricos de NfL en portadores. En este caso, los autores advirtieron que el incremento comenzaba a volverse significativo 16,2 años antes del inicio de la sintomatología. Esta cifra, lejos de ser alarmante, supone una mejora en la predicción de la sintomatología del Alzhéimer.

Con el objetivo de comprobar que los niveles séricos de Nfl se correspondían a cambios cerebrales, los autores realizaron una serie de análisis de regresión utilizando como variables el volumen, el metabolismo y la deposición de proteína beta-amiloide en ciertas regiones cerebrales. Los autores observaron que, en el caso de las otras dos variables, no existía una correlación significativa en pacientes pre-sintomáticos. Sin embargo, los resultados indicaron una correlación significativa entre la pérdida de volumen cerebral y el aumento de los niveles séricos de NfL tanto en pacientes sintomáticos, como en pacientes pre-sintomáticos. La existencia de esta correlación permite utilizar los niveles de NfL en suero como biomarcador pre-sintomático de la disminución del volumen cerebral.

Aunque no se trata del primer estudio que sugiere utilizar el péptido NfL como biomarcador en suero del desarrollo de una enfermedad, su utilización en el caso del Alzhéimer hereditario podría adelantar su diagnóstico hasta 16,2 años antes del comienzo de los primeros síntomas.

La importancia del estudio no radica únicamente en el diagnóstico precoz del Alzhéimer, sino también en la monitorización del desarrollo de la enfermedad, ya que conociendo la tasa de cambio en los niveles séricos de NfL se puede determinar la tasa de disminución volumétrica del cerebro.

Este estudio marca un paso decisivo para el tratamiento, la monitoriación y la prevención de la enfermedad, ya que, tal y como asegura el director del estudio, Mathias Jucker, “El hecho de que todavía no haya un tratamiento eficaz para la enfermedad de Alzheimer se debe en parte a que las terapias actuales comienzan demasiado tarde”.

Referencia:

Preische O. et al. Serum neurofilament dynamics predicts neurodegeneration and clinical progression in presymptomatic Alzheimer’s disease. Nat Med. 2019 Feb;25(2):277-283. doi:
10.1038/s41591-018-0304-3

Fuente:

Early Prediction of Alzheimer’s Progression in Blood, Hertie Institute for Clinical Brain Research Press. https://www.hih-tuebingen.de/en/presse/pressemitteilungen/article/?tx_news_pi1%5Bnews%5D=1688&tx_news_pi1%5Bcontroller%5D=News&tx_news_pi1%5Baction%5D=detail&cHash=e891568087335b76b0e7d4dd24849f47

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)